Envío a domicilio de pescado fresco ultracongelado del Cantábrico

Pescado fresco ultracongelado del Cantábrico en un máximo de 48 horas

envio a domicilio de pescado fresco ultracongelado plantxanEl personal de la empresa Plantxan conocedores, durante años, del producto y del gremio de la restauración hemos podido comprobar los problemas que da el pescado fresco. Un problema importante es la posible contaminación del producto por el parásito anisakis. Otro, no menos importante en un restaurante, es el del cálculo de las existencias. Hay ocasiones en que sobra producto, con la consiguiente pérdida. Por el contrario, en otras se vende más de lo previsto y falta, con lo cual no sólo no se atiende como se debiera a la clientela, sino que se pierde negocio.

Estos fueron los motivos que nos llevaron a investigar diferentes alternativas, y vimos que la mejor opción era el pescado fresco ultracongelado, limpio y troceado. Nos decantamos por esta opción porque, a diferencia del congelado, es la que se parece más a consumir pescado recién capturado y la que combate el problema del anisakis de la forma más eficaz.

La ultracongelación de alimentos es un proceso de descenso de temperatura muy rápido. El alimento ultracongelado es sometido en cuestión de minutos a una temperatura entorno a los -40ºC, muy por debajo de la temperatura de congelación que también es un proceso más progresivo y lento. Posteriormente se almacenan los alimentos a una temperatura estabilizada entre -18°C y -24°C, según el alimento.

Al ser éste un proceso tan rápido no se producen cristales en el alimento, por lo que al descongelarlo no hay pérdida. Así se consigue que se mantengan intactos muchos nutrientes: pierde entre un 3% y un 5% menos de sus propiedades que el alimento congelado. También se consigue que se mantenga la textura y la humedad del producto.

En la congelación no es posible esta calidad. La razón es que al ser un proceso que lleva más tiempo, suele provocar la aparición de cristales de hielo que afectan al alimento. Luego, en el proceso de descongelación, se produce la pérdida de líquidos procedentes del interior del producto, lo que supone una reducción de entre un 30%-35% de sus nutrientes, y que afecta también la textura, el color y la humedad del producto.

Se han dado casos de intoxicación después de haber consumido pescado congelado. En cambio, la ultracongelación y limpieza del producto garantiza acabar con el parasito anisakis, ya que estos gusanos se están haciendo resistentes a temperaturas por encima de los -20ºC y se desarrollan principalmente en las vísceras del pescado. A este respecto, los expertos y los organismos de consumo y sanidad han extendido las recomendaciones de congelación de tres días a cinco y posteriormente a siete, en condiciones de -18°C. Si la congelación se hace a -20°C puede limitarse a las 48 horas. Si no, hay que aplicar el periodo más largo posible.

Es muy importante mantener la cadena de frío hasta la descongelación. Es conveniente descongelar lentamente, preferiblemente en la nevera y con un día de antelación. De esta manera se mantienen intactas las cualidades del producto

En cuanto al tema económico hemos podido comprobar que de nuestro pescado ultracongelado se aprovecha todo ya que viene limpio, troceado y envasado al vacío, con lo que se descongela lo que vayamos a consumir y no da lugar a pérdidas. Por otra parte, el hecho de poder almacenarlo durante mucho tiempo hace que siempre tengamos producto disponible.

El pescado Plantxan sale del puerto de Ondarroa y es un pescado que llega a su establecimiento prácticamente fresco puesto que se ultracongela a la llegada al puerto. Llega limpio, troceado, envasado al vacío y libre de anisakis.

Se lo llevamos del puerto a su establecimiento/casa entre las 24 y 48 horas siguientes a la solicitud del pedido.

Si deseas realizar tu primer pedido a domicilio ponte en contacto con nosotros a través del teléfono 944 943 967 y tendrás el cantábrico en tu mesa en menos de dos días.
Solicítenos información sin compromiso

944 943 967